Advertisement

30 usos INCREÍBLES de la Coca-Cola

Es raro encontrar una sustancia con tantos usos como la Coca-Cola. En efecto, no solo sirve para beber, sino que puedes usarla en multitud de ocasiones, desde para limpieza hasta cocina. Algunos de estos trucos te dejarán pasmado. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes cambiar tu vida con la más común de las bebidas: Coca-Cola.

1. Raspar parabrisas helados

La nieve puede ser todo un engorro. Especialmente bajo una fuerte helada polar. Sin embargo, disponemos de remedios caseros para esos molestos parabrisas congelados. Uno de ellos se sirve de la bebida más popular del mundo: La Coca-Cola.

Si la viertes directamente en el parabrisas, no se congelará como con agua normal. Ayudará a derretir el agua helada presente en el parabrisas. Y una vez que lo haya hecho, podrás raspar los restos con total facilidad. De nada.

2. Primeros auxilios para picaduras de medusa

Vivir en un ambiente cálido y costero es el deleite de cualquiera. Pero tiene sus desventajas, claro. A veces el buen tiempo y los cielos soleados pasan a segundo plano al encontrarte dolido y asustado en la playa con una picadura de medusa. Esto es, por desgracia, algo inevitable y desafortunado de las zonas costeras.

Pero, afortunadamente, existe una solución eficaz. Y, como habrás sospechado, esa cura tiene que ver con Coca-Cola. Si viertes la bebida sobre la picadura, consigues un efecto frío y calmante. Pero asegúrate de que esté bien fría, ya que ayuda con este tipo de dolores.

3. Hacer un pastel

La Coca-Cola también se puede utilizar como ingrediente en repostería. Sí, lo sé, ¡qué sorpresa! Y la repostería casera seguro sabrá mejor que cualquiera comprada por ahí. Por supuesto, una posibilidad es un buen pastel. ¿A quién no le apetece una generosa porción de paste?

Para este tipo de tarta (de Coca-Cola) tendremos que buscar una receta. La mayoría son clásicas y añaden la bebida como saborizante. El resultado, como habrás imaginado, es de lo más dulce. Te saldrá un pastel delicioso. Quién sabe, podría ser una buena idea para tu próxima boda.

4. Limpiar monedas

Si lo piensas es un verdadero problema. Las monedas tienen fama de ser algunas de las cosas más sucias que tocamos en todo el día, solo que hay que mirar la mugre que se le acumula. Cuanto más lo piensas, más repugnantes parecen.

Para limpiar tus monedas no hace falta que acudas a ningún profesional o compres productos carísimos. En su lugar, puedes simplemente sumergirlas en un poco de Coca-Cola. Aunque hay que esperar un rato para que la mezcla haga su magia, unas cuantas horas de inmersión en la sopa de azúcar las dejarán más limpias de lo que te imaginas.

5. Eliminar manchas de rotulador de la alfombra

La mayoría de veces, cuando vemos manchas de rotulador en la alfombra, nos llevamos las manos a la cabeza. Lo primero es la bronca a nuestros hijo/a: “¿Por qué estabas jugando con rotuladores EN LA ALFOMBRA?”. Luego vamos a las páginas amarillas para buscar la tintorería más cercana (es broma, ya nadie usa las páginas amarillas).

Sin embargo, lo que no es una broma es que, en lugar de eso puedes ir a tu supermercado local y comprar Coca-Cola. Si esta sustancia puede dañar a la larga tus dientes, también puede atacar a la composición química de las manchas. Si quieres acabar con esa mancha inmortal, pásate por la nevera.

6. Hacer salsa barbacoa

Además de limpiar, esta maravillosa sustancia (algunos la llaman el elixir sagrado de la vida…) puede utilizarse para hacer tu propio tipo de salsa barbacoa. Y esta salsa, como imaginarás, sabrá a gloria bendita. Lo único que hay que hacer es encontrar la receta adecuada, muchas de las cuales se pueden encontrar en Internet.

Esto no debería sorprenderte. Todos sabemos que es lo suficientemente azucarada como para hacer que cualquier cosa sepa bien: pasta de dientes, carbón, magdalenas de plátano. Así que, naturalmente, sería delicioso como base de esa ya deliciosa y densa salsa. Te recomendamos que lo pruebes. Nosotros lo hemos hecho y no ha encantado.

7. Fertiliza tus plantas

Si tus plantas parecen estar cansadas de vivir, tenemos una recomendación para ti: Y claro está, tiene que ver con (sí, lo has adivinado) Coca-Cola. Si rocías tus plantas con ella, crecerán fuertes y verdes como siempre has querido. Sí, lo hemos probado. Es cierto.

Sin embargo, ve con cautela y diluye primero la solución; puedes utilizar una botella de spray para hacer una ligera nebulización. El elixir rejuvenecerá tu cactus o cualquier otra planta que de otra forma se hubiera marchitado. Sea lo que sea, la Coca-Cola te ayudará. Tú y tus plantas nos lo agradecerán.

8. Manchas de leche

A todos nos ha pasado: estamos bebiendo un vaso de leche y se nos derrama por la ropa. ¡Oh, tío, ahora hay que cambiarse! Pues bien, no debes preocuparte por que esa ropa se arruine para siempre. En otras palabras, puedes redimir el error con un poco de Coca-Cola. Escucha.

Vierte un poco de Coca-Cola sobre la mancha en cuestión, espera un poco y luego lávala. La acidez de la bebida aflojará y rebajará la mancha, permitiendo que se elimine fácilmente durante el lavado. Y es precisamente eso lo que queremos. Pero ten cuidado, ¡demasiada Coca-Cola puede provocar un olor terrible!

9. Limpiar azulejos

Hasta ahora, has visto el casi interminable torrente de posibilidades con que la Coca-Cola puede ayudarnos. Entre ellas, desde limpiar monedas hasta crear abono. Pero también, como habrás sospechado, puede ayudarte a limpiar tus azulejos.

Su funcionamiento es similar al de la pintura o las manchas: dejas un poco para que se asiente sobre algo que quieras limpiar. Y el resultado, después de haberse asentado allí durante el tiempo suficiente, es una digestión ácida que romperá la mayoría de las cosas asquerosas que cohabitan en tu azulejo. De nuevo, nos lo agradecerás más adelante.

10. Ablandar la carne

Muchas veces, las bebidas pueden salir de la cocina y usarse para cosas sorprendentes. En el mundo de la carne también tiene protagonismo. Se puede utilizar, por ejemplo, como una forma de ablandarla. En otras palabras, cuando viertas Coca-Cola sobre tu pieza, prepárate para disfrutar.

La acidez de la Coca-Cola es admirable. En el caso de la carne, la ayudará a ablandarse. Esta propiedad es ventajosa para quien quiera beneficiarse. Sólo hace falta un poco de tiempo y un poco de Coca-Cola. Los resultados dejarán huella en esas barbacoas que tanto te gusta celebrar.

11. Aflojar pernos oxidados

Los tornillos oxidados son todo un problema para un manitas, ¡y muy frustrantes! ¿El remedio? Abrir una Coca-Cola. Aunque no se inventó para paliar nuestros problemas con los tornillos adheridos, lo cierto es que sí lo hace. Así que sigue estas sencillas pautas. Sin duda, ayudará a terminar tus proyectos.

En primer lugar, hazte con una taza más o menos de la gaseosa milagrosa (vale, pop, si estás en el Medio Oeste del Norte). En segundo lugar, baña los tornillos en ella. Así como la acidez ayudó a disolver el óxido y la mugre de tus monedas y baldosas del baño, ayudará a disolver todo la del tornillo. El tornillo quedará mucho más suelto. De nuevo, de nada.

12. Neutralizar el olor a mofeta

Las mofetas son lo peor. Bueno, y si hay algo peor, lo cierto que es que pueden arruinarte el día. Y aquí es donde entra en juego nuestra amiga Coca-Cola. Si te ha rociado una mofeta, todo lo que tienes que hacer es exponer la ropa manchada a una dosis de Coca-Cola. La acidez, de nuevo, ayudará a devolver la prenda a su estado original.

Dado que no querrás ir con olor a mofeta por ahí, hazlo cuanto antes. Si te gusta oler a basura, no nos hagas caso. De cualquier modo, debes saber que la Coca-Cola de tu nevera puede ayudarte a combatir el más horrible de los olores. Ojo, haz esto con la ropa oscura. Tu ropa clara no tiene esta suerte.

13. Riza pelo

Como hemos visto, la Coca-Cola es polifacética. Se puede utilizar en todo, desde para limpieza hasta como analgésicos. Pero también puede servir para rizar el pelo. Y no, no se trata de verterla sobre los mechones. En cambio, funciona envolviendo algunos de esos mechones alrededor del recipiente cilíndrico.

Después de ello, el pelo calentado se quedará totalmente rizado. No te arrepentirás, con el efecto tan bonito que dejará. No sólo te dejará esos rizos que te habría tenido desde siempre, sino que oye, puedes beber un poco y amenizarte el rato. Es un “win-win”.

14. Limpiar ventanas

Si alguna vez te quedas sin limpiacristales en un apuro, tranquilo. Si tienes Coca-Cola en la nevera está todo arreglado. Puedes limpiar los cristales con Coca-Cola. Sí, con la Coca-Cola.

La acidez de la Coca-Cola ayudará a descomponer muchos de los compuestos acumulados en tus ventanas. Una vez haya hecho efecto, tan fácil como retirar la mancha con un paño. Aunque el proceso puede parecer pesado, en realidad es extraordinariamente fácil. Y es otra de esas cosas que nos agradecerás más adelante.

15. Control de plagas

Por desgracia, a todos nos ha pasado. Derramamos algo en el suelo, nos olvidamos de limpiarlo, y no tarda en atraer a una cabalgata de pequeños y desagradables bichos. Primero llegan las hormigas. Después las moscas. En cualquier caso, la escena es repugnante. Ew.

Pero deshacerse de estas plagas puede ser más fácil de lo que crees.  Puedes simplemente rociar un poco de Coca-Cola, y las hormigas se comerán las larvas de otros bichos que puedan infestar el lugar. Aunque, después tendrás que lidiar con las hormigas, pero te habrás librado de otros tipos de bichos aún más desagradables. Gracias al cielo.

16. Limpiar tu inodoro

Todos necesitan hacerlo. Lamentablemente, no todo el mundo lo hace. Es una tarea molesta, pero tenemos buenas noticias: se puede hacer con Coca-Cola. Te sorprenderás. No sólo eliminará la mugre y la suciedad, sino que también eliminará los hongos.

Todo lo que tienes que hacer para poner en práctica este remedio es verter un poco en la taza y esperar. Al cabo de unos minutos, la suciedad bacteriana que previamente había apelmazado el embudo blanco se aflojará. Y entonces, podemos retirarla fácilmente y devolverla a donde pertenece.

17. Decolorar

Si alguna vez se te ha quedado un color de pelo que no querías (gracias, estilista), no te preocupes. Lo único que tienes que hacer es comprar Coca-Cola. Esta sustancia, una vez vertida en abundancia por tu sedoso cabello, ayudará a liberarlo de ese feo tinte.

El resultado, como habrás adivinado, es un color de pelo más parecido a tu original. El tinte de color, en otras palabras, se irá por el desagüe. Si bien tendrá que lavarte el pelo en profundidad después, volverás a gozar de tu color natural.

18. Lava platos

Seguro que nunca pensaste en lavar tus platos con Coca-Cola. Bueno, para ser específicos, sólo puedes lavar tus platos de hierro con ella. Así que nada, saca tu cubertería, y a fregar.

La Coca-Cola tiene una fórmula que ayuda a deshacer casi cualquier sustancia gracias a sus propiedades. Todos hemos visto estas demostraciones en programas como Myth Busters. Cuando dejas que las cosas se disuelvan bajo la presión de la Coca-Cola, no duran mucho. La mugre presente en el hierro es una de estas cosas.

19. Abono para todos

El compost es tremendamente útil para potenciar nuestras plantas. Actúa como un mantillo perfecto para el futuro jardín. Y, puesto que estás intentando dejar tu huella verde en el mundo, seguro te interesa saber cómo. Vas a necesitar abastecerte de unas cuantas latas rojas.

Para el compost, todo lo que tienes que hacer es verter un poco de Coca-Cola. La sustancia hará que el compost sea más, bueno, compostable. Conseguirás ese abono de calidad en poco tiempo. Otro grande truco para la vida que nos agradecerás más tarde.

20. Eliminar pintura

No hay mucho que se resista a la acidez de la Coca-Cola. ¿Intentas deshacerte de alguna fea mancha? Compra un poco de Coca-Cola. ¿Quieres incinerar unos documentos incriminatorios? Sumérjalos en Coca-Cola. Después de un rato, casi cualquier cosa será descompuesta por esta todopoderosa bebida.

La pintura no es diferente. Cuando pones un poco de Coca-Cola en tus paredes (o donde sea que hayas manchado con pintura), si lo dejas reposar un rato, lo único que tienes que hacer es limpiar el material. El resultado será impoluto, sin rastro alguno de pintura.

21. Eliminar aceite

Hay muchos tipos diferentes de ácido dentro de la Coca-Cola. Y de ellos, la mayoría tiene la capacidad de disolver. Esto es especialmente útil cuando tienes manchas de aceite. Tanto si están en la entrada de tu casa o en tu jersey favorito. Sea lo que sea, la Coca-Cola ayudará.

Cuando viertas la sustancia sobre el aceite, solo le tomará un ratito obrar su magia. El resultado, tras una o dos horas, será una mancha menos más disimulada. Si no te parece suficiente, repite el proceso. Después de unas cuantas rondas, no quedará rastro del aceite.

22. Limpiar manchas de sangre

Antes de ponernos en plan Dexter, ten en cuenta que podemos mancharnos de sangre por todo tipo de motivos. Cualquier prenda o tapicería es susceptible de acabar con restos de sangre. ¿Y qué hacemos? Bueno, afortunadamente para nosotros, contamos con Coca-Cola. El remedio milagroso obra su magia para disolver las manchas de sangre. Esto mantendrá tu casa y tus pertenencias libres de fluidos corporales.

Una vez más, te recomendamos que sigas la regla de la dilución: mezcla un poco de agua y Coca-Cola y luego trabaja la mancha con un cepillo de dientes o un paño. Para las manchas más grandes, utiliza un cepillo más grande una vez la mezcla haya reposado en la mancha un buen rato. Un poco de corrosión azucarada y un poco de carbonatación ligera y cualquier tejido o superficie quedará libre de restos hemáticos.

23. Convertir una foto en sepia

¿Has tenido en tus manos alguna vez una foto que no acababa de convencerte? Por la razón que sea, ¿los colores parecen artificiales, las personas algo estiradas y el contraste poco realista? Pues no te preocupes. Cuando conviertas la imagen en sepia, todos tus males se marcharán. Te encantará el resultado, ya lo verás.

La acidez de la Coca-Cola ayuda a disolver los tintes de la foto. Como resultado, te quedarán los amarillos y grises del tono sepia. Para las fotos con un color feúcho, esta podría ser la solución. Así que vete al álbum y arregla esa foto que no soportabas. Cuéntanos como te ha ido este supertruco.

24. Cuidar el césped

Otro uso sorprendente de la Coca-Cola es para el cuidado del césped. Viértela sin miedo sobre tu césped. Puede que tus vecinos se rían de ti, pero tranquilo, tu césped no se marchitará. En su lugar, la bebida (mezclada con un puñado de otros ingredientes domésticos como la cerveza) será la mezcla perfecta para unas plantas verdes y felices.

Piensa que tampoco quieres saturarlas con el producto (después de todo, es muy ácido), un poco aquí y allá será suficiente.  Ésta es otra de nuestras recomendaciones que podrás pasar de generación en generación. Piensa que la Coca-Cola lleva con nosotros cientos de años, y no parece que vaya a ser diferente en el futuro.

25. Ayuda a prevenir los ataques de asma

Pese a que no hay remedio tan contundente como un inhalador para aliviar los síntomas del asma, los estudios han demostrado que la cafeína puede ayudar en su forma más leve. Y (sí, lo has adivinado) la Coca-Cola tiene cafeína para parar un tren. Con esta bebida puedes mantener los pulmones fuertes y sanos.

Tan fácil como consumir varios vasos de Coca-Cola al día. A ver, puedes acabar con diabetes, pero oye, al menos tus pulmones estarán despejados. Claro que lo mejor es ceñirse a las recomendaciones de tu médico y usar tu inhalador, no es lo suyo depender de la Coca-Cola para este fin.

26. Retirar chicle del pelo

Todos hemos pasado por ello: estás jugando con tu hijo, unos matones se meten contigo en el instituto, eres tú el matón… Sea como fuere, acabas con un chicle en el pelo. Pero no te preocupes, no necesitas lucir ese nuevo peinado de Jason Statham todavía. Hay una solución. Y no es la que podrías pensar.

La solución (vaya sorpresa), es la Coca-Cola. Cuando te echas la bebida pegajosa en el pelo, parece que estés cubriendo un problema con otro más gordo. Pero, afortunadamente, ¡este último es muy fácil de lavar! La carbonatación de la bebida hace que el chicle sea más fácil de desenredar.

27. Ayuda con el estómago revuelto

Esto no es más que un pensamiento anecdótico. Y por ello, puede que lo descartes como algo que muchos considerarán placebo. Sin embargo, muchos aseguran que beber Coca-Cola en momentos de malestar estomacal les ha ayudado.

Y gracias a ello, se han sentido mucho mejor. El resultado es una vida mejor y más feliz. Te recomendamos que lo pruebes con cierto escepticismo. Y si te funciona cada vez que lo haces, entonces puedas beneficiarte y debas seguir haciéndolo. Sin embargo, intenta mantener tu consumo bajo control. Demasiado azúcar es, digamos, demasiado azúcar.

28. Deshazte del hipo

Si alguna vez has sufrido hipo, sabrás que es una condición verdaderamente molesta, puede que una de las peores del mundo. Sabemos que las bebidas carbonatadas pueden aliviarlo, y la Coca-Cola cumple bastante bien su función. Si quieres librarte de ese malestar infinito y de pasar vergüenza en público, hazte con un poco de Coca-Cola de tu supermercado local.

La efervescencia de la bebida sacarina es algo que todos disfrutamos. Es difícil no hacerlo. Pero también ayuda a mitigar el molesto hipo. Sobre todo, si hacemos gárgaras. Sí, puede que suene raro, pero si buscas al respecto, resulta que de alguna manera te ayuda. Te recomendamos que lo pruebes. No te decepcionará, créenos.

29. Limpia tus gafas

Cuando tienes una rozadura en tus gafas, no queda otra que fastidiarse. A todos nos ha pasado. No hay vuelta atrás, ¿verdad? Pues no. Todo lo que tienes que hacer es hacerte con algunas latas de Coca-Cola y podrás arreglarlo. El resultado te impresionará.

Primer paso: consigue un paño. Segundo paso: moja el paño con Coca-Cola. Paso tres: limpia los cristales. Cuando termines, volverás a ver como recién compradas. No te extrañe que te veas reflejado en el cristal. Considera esto un privilegio del siglo XXI. Si tienes Coca-Cola, puedes dejar tus gafas relucientes.

30. Loción corporal

Sí, a nosotros también nos ha pasado. Nos hemos quedado sin loción corporal. ¿Y qué podemos hacer? Necesitamos algo con que darle un masaje a nuestra pareja. Y aquí es donde entra la Coca-Cola. Tu vierte un poco por la espalda de tu pareja, ¡y mira como hace magia!

A ver, tampoco hace falta encender velas y poner ese CD de “Sonidos del Bosque” que conseguiste en The Sharper Image en 1997 mientras esparces la Coca-Cola por la dermis seca de tu pareja, pero la bebida sí que es hidratante. Cuando se frota un poco de esta fórmula secreta en la piel, se obtiene un efecto resplandeciente. El resultado, es un buen puñado de células muertas menos y un aspecto inmejorable.